¿Qué significa Neuroplasticidad?

La neuroplasticidad es la capacidad que tiene el cerebro de reconocerse a sí mismo formando nuevas conexiones neuronales a lo largo de su vida. La neuroplasticidad es lo que permite que las neuronas del cerebro, es decir las células nerviosas, se compensen o se adapten cuanto ocurre una lesión o enfermedad y, también se ajusten en respuesta a nuevas situaciones o cambios del medio ambiente.

 

Esta neuroplasticidad o reorganización cerebral, sigue unos mecanismos de «ramificaciones axonales», es decir que los axones sanos tienen la capacidad de desarrollar unas extensiones para ir a rescatar a los axones dañados. Así se crean nuevas vías neuronales y se cumplen ciertas funciones.

 

Este fenómeno se potencia con ciertos estímulos. Por ejemplo, a través de la activación de un receptor como es el ojo (nervio óptico o nervio oculomotor) haciendo unos ejercicios oculares o visualizando ciertas imágenes. A través del oído mediante sonidos que estimulan el nervio acústico y las membranas timpánicas. También a través del olfato, del gusto, de la piel y de las articulaciones.

a0a1d75dcf5c45c6d632372eb149940dbaef5be9_original

Al nivel quiropráctico, nos interesa promocionar esta neuroplasticidad como un precursor del estado de homeostasis, es decir el estado de equilibrio interno, tanto físico, químico, mental y electromagnético.

 

También se obtiene un efecto en la neuroplasticidad a través de estimulaciones específicas (ajustes quiroprácticos) de los mecanoreceptores articulares vertebrales. Siendo el objetivo llegar a las ondas cerebrales Alpha que son las de la plenitud y sanación.