Mejorando nuestra dieta… Reduciremos el dolor y la inflamación crónica!

Fuente: Centre Quiropràctic Llevant

¿Qué es la inflamación?

La inflamación es una reacción del sistema inmune para defenderse y curar una agresión (bacterias, virus, trauma o una herida). Es esencial para nuestra supervivencia de manera puntual, pero de manera crónica puede volverse contra el propio cuerpo.

El ejemplo típico de la inflamación es el esquince de tobillo. Para proteger la articulación, el cuerpo crea inflamación. El tobillo está hinchado, caliente, rojo y duele. Es local y normalmente dura mucho tiempo, sirve para proteger a la articulación y favorece la curación.

Lo que vemos todos los días en nuestra consulta, con nuestro modo de vida moderno es mucho peor que esto. Muchas personas tienen inflamación crónica, el cuerpo se protege del sedentarismo, de una dieta mala, del estrés o de la polución.

Y se puede decir que hay muchísimas enfermedades que aparecen o se desarrollan cuando uno tiene algún área inflamada. La lista es muy larga:

Artrosis, artritis, reuma, bursitis, tendinitis, trastornos de digestión, aterosclerosis, piernas pesadas, alergias, infecciones con repetición, cataratas, otitis, sinusitis, asma, mucosidad, neuralgia, trastornos del sueño, trastornos de la piel o depresión.

¿Cómo se instaló la inflamación crónica en mi cuerpo?

Podemos destacar 4 grandes causas de inflamación crónica:

  • El sedentarismo. El cuerpo humano no está hecho para estar sentado 8 horas durante el trabajo y estar sentado varias horas más en casa para mirar la tv en el sofá.
  • El estrés crónico. Debemos encontrar una manera de sacar toda la tensión y el estrés que acumulamos. Entre otros funcionan la actividad física, la meditación o relajación, desarrollo personal…
  • El tabaco y la polución.
  • La alimentación moderna. Hacer demasiadas comidas con muchas calorías, demasiado azúcar, grasas “malas” y alimentos transformados por la industria asaltan el intestino y algunas moléculas pasarán dentro de nuestra sangre. Esto no debería ocurrir.

¿Qué alimentos favorecen la inflamación en mi cuerpo?

Podemos destacar varios alimentos que nos perjudican como:

  1. Los lácteos
  2. Los cereales refinados
  3. La sal
  4. El azúcar y las bebidas azucaradas.
  5. Los edulcorantes (aspartamo) y colorantes
  6. Los alimentos fritos
  7. La carne roja o los embutidos
  8. El alcohol fuerte y la cerveza.

frutas-y-verd

Al contrario de lo que sucede con estos alimentos, existen otros que podrán ayudarnos a combatir la inflamación crónica.

  1. Las verduras frescas, legumbres y frutas
  2. Las nueces
  3. Los pescados azules
  4. Los aceites de coco y de oliva
  5. Cúrcuma, jengibre, bayas, chocolate negro