El poder del camino y sus beneficios sobre la salud

Fuente Anne Jeanblanc

 

Poetas, filósofos, políticos, deportistas, soñadores y senderistas, ellos caminan.

No hace falta correr: una caminata regular permite mejorar significativamente tu estado de salud.

 

«Caminar es el mejor remedio para el hombre». Hipócrates.

 

Esta frase de hace más de 2.500 años tiene, hoy más que nunca, todo su sentido en nuestra sociedad actual muy sedentaria. Desplazarse a pie refuerza el físico y la psique a cualquier edad. El corazón y su sistema vascular se benefician duraderamente, los huesos y las articulaciones también. El estado de salud general es mejor, la silueta se afina y también, estamos de mejor humor después una larga caminata.

Una breve historia del Homo erectus

Los verdaderos humanos aparecen con el homo erectus hace aproximadamente 2 millones de años en África: tienen pies cortos, son individuos robustos y ya tienen doble curvatura espinal. Son de piernas más largas, fémur fuerte, pelvis estrecha y corta. La caja torácica tiene forma de tonel y  los brazos más cortos … Esta es la anatomía de un caminador o de un corredor con mucha resistencia.  Aún así, el hombre tiene el sistema locomotor más sencillo de los mamíferos, con una sola capacidad: el trote.

Al caminar la pierna derecha se sincroniza con el brazo izquierdo, igual que la pierna izquierda con el brazo derecho.  Esta alternancia de movimiento asegura suficiente estabilidad en el tronco para soportar la inercia producida por el peso de una cabeza que ha aumentado su tamaño para albergar un cerebro más grande.

Esta función viene gestionada por el  cerebelo de más de 50 billones de neuronas conectadas al resto del cerebro y a todas las partes del cuerpo.

Es a partir de esta evolución neuro-anatómica que las culturas inventan todo tipo de caminos, práctica de ejercicios de resistencia, la danza y el deporte más adelante. Si la distancia corporal entre los pies y la cabeza aumenta con la estatura,  se requiere mayor capacidad cerebral.  Evolutivamente esto significa que el homo erectus sapiens está preparado para la conquista de la Tierra.

lhomme-qui-marche

 

Los beneficios de caminar para el cuerpo:

 

  1. Sobre las enfermedades cardio-vasculares

Muchas investigaciones demuestran el beneficio de caminar para el músculo cardiaco. Ayuda a estabilizar los niveles de colesterol, prevenir el infarto del miocardio y los accidentes vasculares cerebrales. Caminar es parte del programa de rehabilitación después de un problema cardiaco o de un trasplante.

  1. Sobre las capacidades pulmonares

Permite una buena oxigenación de los tejidos vía las capacidades pulmonares utilizadas.

  1. Sobre el peso y la diabetes

Caminar no hace perder peso en sí, pero combinada con una buena alimentación variada y equilibrada permite afinar la silueta y reforzar la musculatura. Significa también que hay beneficios directos sobre la diabetes tipo II.

  1. Sobre el esqueleto

Para prevenir la aceleración de la osteoporosis porque no se produce mucho impacto sobre las articulaciones pero sí una demanda muscular y pocos riesgos de caídas o lesiones.

  1. Sobre el organismo entero

Refuerza el sistema inmunitario y ayuda a combatir las infecciones. Ayuda el tránsito intestinal, facilita el sueño, estimula el retorno venoso y por eso disminuye los edemas o varices.

  1. … y para la mente
  1. Permite reflexionar de manera más serena y encontrar mejores soluciones a los problemas.
  1. Actúa como «booster» o impulsor

El hecho de caminar activa las endorfinas, mensajeros cerebrales que  dan sensación de bienestar y, a la vez,  actúan como un «corta             hambre» o reduciendo las compulsiones alimentarias.

  1. Liberar su mente

Es mejor caminar en el silencio de un bosque, un lago, la montaña o el mar para que la mente divague libremente.

«Las grandes ideas nacen caminando» decía Nietzsche hace más de 120 años.

  1. Encontrar personas

«En el camino no existe casualidades solo encuentros» Paul Eluard

Caminar es también salir del aislamiento. Todos los caminadores hablan de encuentros, de momentos de intercambios inolvidables y de convivencia que enriquecen la vida cotidiana.

Share
Share