QUIROPRÁCTICA PARA LOS NIÑOS

“Deja que tus hijos sean todo lo que pueden llegar a ser”

Los padres aprecian la importancia de las revisiones dentales, de la vista y de los oídos, pero es fácil olvidar la más importante de todas: la revisión de la columna vertebral.

El Quiropráctico detecta y corrige de forma segura y eficaz las subluxaciones. Devolviendo así,  la máxima potencia a la capacidad innata del cuerpo a curarse a sí mismo. Con una columna sana, el “médico interno” o inteligencia innata, está siempre en guardia.

La Quiropráctica es ideal, no sólo para adultos, sino también para los niños. Se trata de un cuidado de la salud integral, natural, preventivo y sin necesidad de medicamentos. Ofrece técnicas adaptadas a cada edad, desde el recién nacido hasta el adolescente, adultos o ancianos.

Muchos problemas de espalda de los adultos tienen su origen en la niñez.
Dé a su hijo la oportunidad que usted no ha tenido.

¿POR QUÉ LLEVAR A SU HIJO AL QUIROPRÁCTICO?

  • Para que crezcan en mejor salud naturalmente y apoyar el bienestar general.
  • Para fomentar el desarrollo del sistema neurológico(cerebro y nervios).
  • Para fortalecer la inmunidad, reducir la incidencia de los resfriados, otitis y enfermedad en general y tener una recuperación más rápida.
  • Para ayudar con el asma, dificultades respiratorias, y alergias.
  • Para mejorar su capacidad de concentración y
  • Para ayudar con los trastornos de conducta, hiperactividad, nerviosismo.
  • Para mejorar el sueño y ayudar con la enuresis (mojar la cama).
  • Para aliviar los problemas digestivos, estreñimientos, reflujos de los bebés.
  • Para ayudar con los cólicos y el síndrome del bebé irritable.
  • Para detectar y corregir la escoliosis, cifosis y fomentar la buena postura de la columna.

LOS TRAUMAS DE LA NIÑEZ:

Las caídas habituales o accidentes más serios, acaban provocado desajustes biomecánicos que, tarde o temprano repercuten  en la columna y, en consecuencia, sobrecargaran el sistema nervioso, médula espinal y nervios.  Se crean interferencias en el sistema nervioso  y ello dificulta que el cuerpo se regule óptimamente.  La salud de niños y adultos se pone así en peligro.

Las causas que provocan estos desajustes son:

  • Sobrecarga Física: parto (fórceps, ventosas, cesárea…), caídas, choques (que pensamos sin consecuencias), lesiones deportivas, malas posturas, mochilas pesadas, mobiliario escolar inadaptado…
    Los niños en la infancia, al ser extremadamente activos, pueden sufrir más en la columna en un solo día que algunos adultos en un año entero!
  • Sobrecarga Química: deshidratación, alimentación desequilibrada, demasiado azúcar…
  • Sobrecarga Emocional: ansiedad, estrés, inseguridad, …
  • Sobrecarga electromagnética: microondas, wifi, ordenadores, tablets, móviles, tv, antenas, …

SEÑALES DE ADVERTENCIA

Las siguientes señales pueden indicar que la columna vertebral  de su hijo sufre una o varias subluxaciones vertebrales o interferencia nerviosa:

– Una cadera más alta

– Una pierna más corta.

– Omoplatos sobresalientes.

– Un pie torcido hacia dentro o hacia fuera.

– Caerse a menudo.

– Un hombro más alto.

– Estado agitado, nervioso.

No lo dude, hacer un chequeo quiropráctico preventivo de su hijo es una buena inversión en salud.

Share
Share