¡Empezar el 2021 con buen pie!

Para empezar el año con buen pie te sugerimos 4 recomendaciones que te ayudan a:

  • Fortalecer tu sistema inmunológico
  • Aumentar tu energía durante el día
  • Lograr una mejor concentración
  1. Respiraciones Pranayama y WHM( Wim Hof Method)

El mecanismo de la respiración es autónomo, pero también puede ser consciente y ser dirigido a través de la mente. Podemos vivir un cierto tiempo sin comer, sin beber o sin movernos, pero apenas resistimos minutos sin oxígeno. La respiración celular es la llave de las buenas funciones fisiológicas y claridad mental.

Procura practicar ejercicios de respiración específicos como los de Pranayama, Uddiyana banda o Nauli. Otra opción es el método Wim Hof que combina ejercicios de respiración y exposición gradual al frio, consiguiendo buenos resultados, sobretodo en el fortalecimiento del sistema inmune.

A parte de los ejercicios respiratorios, aprovechar cualquier ocasión para pasear en la naturaleza para una mejor oxigenación.

“Al respirar, me veo a mí mismo como el agua quieta. Al exhalar, reflexiono las cosas como son”. Tich Nhat Hanh

  1. Los ajustes quiroprácticos

Existen muchas formas de ajustar las vértebras, ya sea de forma mecánica, tonal o energética, y todas coinciden en el objetivo de estimular los mecanoreceptores de la zona vertebral para inducir una respuesta en el sistema nervioso periférico y autónomo. El arte del quiropráctico es crear las mejores estrategias para que el sistema nervioso funcione a su máximo potencial. El movimiento articular es un requisito esencial para una buena función cerebral.

Por ello es tan importante ¡mantenerse activo y bien ajustado!

  1. Naturopatía

En las principales tradiciones terapéuticas siempre se ha asumido que antes de que se pueda restaurar la salud en la persona, deben eliminarse las influencias mórbidas que le afectan. Las toxinas y sustancias dañinas deben ser eliminadas por las funciones y órganos de eliminación del organismo.

En el organismo se definen diferentes emuntorios como los responsables de la eliminación de las sustancias nocivas que de forma normal son producidas por el organismo, debido a la actividad metabólica que desarrollan las células corporales.

Gracias al conocimiento ancestral de la naturaleza que nos rodea, se puede potenciar nuestra salud a través de la nutrición (frutas, verduras, legumbres, proteínas eco, productos de temporada y cercanía…), la fitoterapia, oligoterapia, baños, agua de mar, y otras muchas terapias.

Se recomienda hacer una entrevista especifica cada 6 meses y seguir unos protocolos de limpieza de las vías de evacuación del cuerpo, según las estaciones del año y los ciclos lunares.

  1. Ayuno intermitente

Es un método sencillo, natural de limpieza del organismo. Hay diferentes formas de hacerlo y es bueno adaptar el método a cada individuo. Dependiendo de las necesidades pueden ser más o menos estrictos, pasando de todos los días de la semana a sólo algunos días. Consiste en esperar un promedio de entre 16 o 12 horas entre dos ingestas. Para conseguirlo se cena pronto y se desayuna tarde o, se elimina el desayuno o si se prefiere, la cena. No hay que olvidar hidratarse con agua o infusiones naturales.